Test de integración sensorial ¡averigua!

91% DE PILOTOS SUFRE ILUSIONES OPTICAS

 

EL 91% DE LOS PILOTOS DE AVIÓN HAN SUFRIDO ILUSIONES ÓPTICAS…

 

Las ilusiones ópticas son un fenómeno cotidiano, nuestro cerebro se ha confundido, y debido a una información limitada o errónea, genera una respuesta anormal.

Nos ocurre a todos y no suele tener mayores consecuencias salvo si persiste en las etapas de desarrollo infantil.

Pero ¿qué pasa si le ocurre a un piloto?

Estos sonlos casos más frecuentes que pueden llevar a la desorientación en un vuelo y cómo la tecnología suele auxiliarlos.

 “Pase lo que pase, lo importante es que los pasajeros no se enteren”

Al 91% le ha pasado alguna vez. “La luminosidad y las condiciones meteorológicas suelen ser las responsables de estos fenómenos que pueden llevar a la desorientación”.

Una de las ilusiones ópticas más habituales que se citan es la variación del ancho de la pista.

Las luces que se colocan a ambos lados son una referencia y los pilotos suelen estar acostumbrados, pero cuando éstas se perciben más amplias, pueden tener la sensación de estar volando más bajo y, al contrario.

El 80% de la información necesaria para pilotar llega a través del sistema visual, pero hoy en día cualquier tipo de avión cuenta con abundante instrumental y los pilotos saben quedeben fiarse antes de la tecnología que de sus propios sentidos.

Aun así, una quinta parte de los accidentes podrían estar relacionados con algún tipo de ilusión óptica o desorientación.

Lo que vemos no depende sólo de nuestros ojos, sino también de cómo procesa el cerebro los diferentes elementos de una imagen, como la forma, el color, el movimiento y la profundidad. A veces se ve obligado a completar la información y ahí es cuando nos hace ver cosas extrañas.

 “En nuestra percepción podemos recibir información contradictoria, pero tenemos que dar una respuesta, es como si el cerebro se enfrentase a una pregunta tipo test y necesitara marcar una opción y seguir adelante”, señala Sánchez Tena en su estudio. Hay muchos “fallos” de información.

-La lluvia, que distorsiona las luces.

-Las vibraciones en cabina propician ver imágenes borrosas.

-La falta de luminosidad y de referencias en un aterrizaje nocturno lleva a una ilusión conocida como “agujero negro”.

-La velocidad hace que un objeto estático del exterior parezca en movimiento; y cuando dos objetos de fuera parecen moverse de forma dispar es probable que sólo uno de ellos lo esté haciendo, pero desde el avión no siempre se puede adivinar cuál es.

Pero entre las percepciones mas increíblesestá la percepción de estar volando al revés, que puede ocurrir en situaciones nocturnas surcando los cielos a tanta altura que se atisba la curvatura de la Tierra mientras la Luna ofrece una gran luminosidad.

También resulta curioso el llamado “horizonte falso“, que puede ocurrir por tomar como referencia nubes que tengan una ligera inclinación.

Las ilusiones ópticas son mucho más frecuentes durante el vueloque en las operaciones de despegue y aterrizaje”.

Además de las percepciones visuales erróneas, se trabajan otro tipo de sensaciones. “Pasamos por un simulador de ilusiones ópticas y por otro de desorientación espacialque afecta al oído interno, de manera que los movimientos nos provocan mareos, tenemos la sensación de estar en otra posicióny tenemos que reaccionar”.

Ante cualquiera de estas circunstancias, la consigna es tener en cuenta lo que marcan los instrumentos del avión –muy fiables y siempre presentes por duplicado– antes que hacerle caso a los propios sentidos

“En la percepción hay dos elementos clave, los puntos de referencia y los cálculos que realizamos a partir de ellos”, explica Conchi Lillo, investigadora del Instituto de Neurociencias de Castilla y León especializada en el sistema visual.

No me gusta decir que nuestro cerebro nos engaña, porque es justo lo contrario, intenta ayudarnos con la información que tiene aunque no disponga de los recursos necesarios para entenderla. Lo que sucede es que busca referencias y tiene que elegir”, afirma.

En resumen, hemos querido traer este articulo para presentar como ejemplo de problema neuro cognitivo, las ilusiones ópticas o auditivas, muy llamativas en el día a día y peligrosas en ciertas situaciones.

Estas, son en realidad, una reacción normal de nuestro cuerpo, ante situaciones de mala calidad o cantidad de los estímulos Viso-Auditivos, que impiden un correcto procesamiento cognitivo y terminan por generar una respuesta parcial o totalmente anormal.

La importancia, es capital durante el desarrollo, pues una información deficiente durante periodos largos puede traducirse en respuestas y comportamientos no solo puntuales, sino permanentemente erróneos.

En Natural Visión Málaga, estamos especializados en revisar problemas de Desarrollo Cognitivo y Comportamentales, evaluando si pueden tener su origen en problemas sensoriales (visuales, auditivos, motores…), porque #LoNatural_es_VerBien

#AVIACION #TECNOLOGIA #NEUROCIENCIA #ACCIDENTES

 

www.desarrolloinfantil.es

Kino Ferrández
FUENTE
EL CONFIDENCIAL, (JOSE PICHEL)
28-02-2018